Por qué contratar una segunda línea en el mismo teléfono

Una buena solución para dejar de mezclar contactos de trabajo y personales, y separar correctamente ambos ámbitos, es hacerse con una segunda línea sin tener que cambiar de teléfono. Estas son algunas de las ventajas que presenta esta opción:

1- Deja de llevar dos teléfonos encima

Es obvio que queremos mantener el trabajo separado de nuestra vida personal. Por eso, muchas personas que necesitan utilizar el teléfono en el trabajo optan por llevar dos terminales encima, evitando, de esta manera, juntar la agenda de contactos en una sola.
Bien, pues contar con una segunda línea permite llevar encima un solo teléfono y poder desconectar una de ellas (la personal o la de trabajo) en un momento determinado. Así, dejarás de tener interrupciones o distracciones en momentos en los que necesitas centrar tu máxima atención en el trabajo, o bien, disfrutar de tus seres queridos olvidándote de la empresa.

2- Te ahorrarás una tarjeta SIM

Algunos terminales te permiten insertar dos tarjetas SIM a la vez. Esto supone comprar una nueva tarjeta, buscar el contrato apropiado para ella y pagarla cada mes. Con una segunda línea, sólo tienes que preocuparte de mantener una tarjeta SIM.

3- El servicio es económico

Como es obvio, hay que pagar la segunda línea. Sin embargo, algunos servicios, como la Segunda línea de Movistar, cuestan apenas unos 5 euros al mes.

4- Funciona el roaming

Si te vas fuera de España, tu segunda línea seguirá funcionando: recibirás llamadas y SMS sin problema alguno. Sin embargo, no podrás realizar llamadas o enviar SMS. Por todo esto, resulta muy recomendable que, si te vas a ir de vacaciones al extranjero, tu segunda línea sea la dedicada al trabajo.

5- Puedes llamar al extranjero

Desde España, no tendrás problema alguno en llamar a números extranjeros. Así, podrás ponerte en contacto con clientes de cualquier parte del mundo con tu segunda línea.

6- Menos llamadas perdidas

Al tener dos líneas en un mismo teléfono, evitarás perderte llamadas importantes en cualquier momento. Por supuesto, podrás desconectar una de las líneas si quieres, pero estarás al tanto de todo lo que ocurra tanto en tu ámbito laboral como en el personal.

En resumidas cuentas, tener una segunda línea presenta una serie de grandes ventajas a tener en cuenta si quieres invertir en tu bienestar y en la optimización de tu tiempo en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *